NUEVA YORK. “Miro en el espejo y veo